In English
Línea Nacional para la Violencia Doméstica: 1-800-799-7233 o (TTY) 1-800-787-3224

Conozca la Ley:

Por favor, seleccione su estado de la lista desplegable más arriba para leer sobre las leyes de las órdenes de restricción en su estado.

  • Las leyes sobre órdenes de restricción son leyes estatales y cada estado tiene unas leyes diferentes (también llamada estatutos) que establecen los requisitos para obtener una orden.
  • Una orden de restricción u orden de protección es una orden legal que es otorgada por una corte estatal que requiere que una persona deje de abusar de otra persona. Las órdenes también son llamadas por otros nombres parecidos.

Abajo se encuentra información general sobre órdenes de restricción y cómo le pueden ayudar.

En general, las leyes protectoras de violencia doméstica establecen quiénes puede solicitar una orden, qué protección o alivio puede recibir una persona con esta orden, y cómo se aplicará la orden.  Aunque existen diferencias de un estado a otro, todos los estatutos de órdenes protectoras le permiten al tribunal ordenar a el/la abusador/a a dejar de dañarle o amenazarle (provisiones de "cese del abuso").  La mayoría pueden ordenarle a el/la abusador/a a mantenerse alejado/a de usted, su hogar, su lugar de trabajo o su escuela (provisiones de "mantenerse alejado/a"). Generalmente, también puede solicitar que el tribunal prohíba todo tipo de contacto, ya sea por teléfono, mensajes de texto, notas, correspondencia, correo electrónico, por una tercera persona o entrega de flores u obsequios (provisiones de "no contacto").

Algunos estatutos también le permiten a la corte ordenarle a el/la abusador/a a pagarle manutención temporal o continuar los pagos de hipotecas sobre una casa propiedad de ambos (provisiones de "apoyo"), otorgarle a usted el uso exclusivo de una casa o un auto propiedad de ambos (provisiones de "uso exclusivo), o pagarle por los gastos médicos o por daño a la propiedad causada por el/la abusador/a (provisiones de "restitución").

Algunos tribunales también podrían ordenarle a el/la abusador/a a entregar las pistolas, rifles y municiones en su posesión (provisiones de "entrega de armas"), asistir a un programa de tratamiento de abusadores/as, comparecer para análisis regulares de uso de drogas, o recibir terapia para el abuso de alcohol o drogas.

Muchas jurisdicciones le permiten a sus tribunales tomar decisiones sobre el cuidado y la seguridad de los/as hijos/as como parte de una orden de restricción.  La corte puede ordenarle a el/la abusador/a a mantenerse alejado/a y no mantener contactos con médicos, guarderías, escuelas o empleos post-escolares de sus hijos/as y puede tomar decisiones temporales sobre custodia y visitación.  Algunos pueden emitir órdenes de manutención de los/as hijos/as en la orden de restricción.  También puede solicitarle a la corte que ordene visitación supervisada, o que especifique un arreglo seguro para el traslado de los/as hijos/as entre usted y el/la abusador/a (provisiones de "custodia, visitación y manutención de los/as hijos/as").

Cuando el/la abusador/a hace algo que el tribunal le ha ordenado no hacer, o no hace algo que se le ha ordenado hacer, puede ser que él/ella haya violado la orden.  La víctima puede pedirle a la policía o a la corte, o ambos, según la violación, hacer cumplir la orden.  La policía generalmente puede implementar las provisiones que necesitan respuesta inmediata como las de mantenerse alejado/a, no contacto, cese de abuso, uso exclusivo y posiblemente custodia.  Si usted no puede llamar a la policía cuando ocurra la violación, ellos/as deben tomar una declaración si los/as llama poco después de los hechos.  En algunos casos, podría resultar en una convicción y castigo de delitos menores o graves. Este tipo de violaciones pueden verse después ante la corte civil, y a menudo es buena idea traerlos a la atención del tribunal.

Otras violaciones no son tan fácilmente implementadas por la policía, tales como el no pagar la manutención o asistir a los programas de tratamiento - ésos son mejor implementados por la corte civil que otorgó la orden.  Si usted presenta una "moción de desacato" explicando que el/la abusador/a violó la orden, la corte realizará una audiencia para determinar si los hechos prueban la violación de la orden.  Si el tribunal encuentra que la violación efectivamente ocurrió, determinará la penalidad.  Dependiendo de las leyes de su jurisdicción y la naturaleza de la violación, la penalidad podría ser la determinación de un desacato que podría resultar en multas, un periodo en el cárcel o ambos.  La violación puede ser una razón por la cual se extienda o modifique la orden de protección. 

Puede conseguir información específica sobre las leyes en su estado, usando el menú desplegable en la parte superior izquierda de esta página.

Gracias a Valerie Despres por su ayuda en la redacción de esta información.

back to top