In English
Línea Nacional para la Violencia Doméstica: 1-800-799-7233 o (TTY) 1-800-787-3224

Conozca la Ley:

ACTUALIZADA 12 de marzo, 2010

Ver Todo

Un get es un divorcio en la ley judía.

Información básica sobre la Ley de divorcio judía

arriba¿Qué es un get?

Un get es un divorcio según la halacha, o la ley judía. Esta palabra también puede referirse al documento que garantiza el get, a pesar de que su nombre técnico es sefer k’ritot, o pergamino de ruptura. El sefer k’ritot es un documento no-fault, sin que se cite ninguna razón específica para el divorcio, a pesar de que un sofer o escribano lo redacte específicamente para la pareja involucrada.

Una interpretación literal de la ley establece claramente que sólo un varón puede iniciar los procedimientos para conseguir un divorcio. Algunas autoridades ortodoxas todavía se aferran estrictamente a esta ley; no obstante, los conservadores, los reformistas e incluso muchas autoridades ortodoxas están de acuerdo en que, a pesar de que el Talmud dice que es el marido quien debe tener el sefer k’ritot escrito, la mujer debe comenzar el proceso del get mediante la convocatoria de un beit din (una corte rabínica).

La ley judía permite el divorcio bajo diversas circunstancias, inclusive lo que la ley civil denomina como “diferencias irreconciliables”. Debido a que la ley judía valora altamente el matrimonio, no ve con buenos ojos ningún tipo de abuso de la unión del matrimonio por cualquiera de las partes.

En la halacha, el matrimonio es un compromiso sagrado entre el marido y la mujer, así pues un get es considerado la solución de último recurso cuando hay dificultades maritales. La mayoría de los rabinos sugerirían que una pareja buscase consejo matrimonial antes de solicitar un get, a no ser que el rabino considere que uno de los esposos ha sido abusivo con el otro.
El hecho de escribir un sefer k’ritot, su envío a una mujer y la aceptación de éste por la mujer constituye un get. Una vez que ella ha recibido el documento, se considera que la mujer está divorciada, y puede, si así lo decide, volverse a casar bajo la ley judía. Si no consigue un get, una mujer no puede volverse a casar bajo la ley judía, incluido en el Estado de Israel.

En los Estados Unidos, un get no constituye un divorcio civil y no se reconoce en el país. Del mismo modo que un divorcio civil disuelve una unión civil, pero no se considera que disuelve un matrimonio judío dentro de los movimientos ortodoxo y conservador (los rabinos reformistas generalmente aceptan que un divorcio civil sea suficiente para disolver un matrimonio judío). Si una mujer judía quiere librarse de su antiguo marido tanto legalmente como bajo la mas estricta interpretación de la halacha, necesita tanto un divorcio civil como un get, y debe iniciar los procedimientos para cada uno de ellos de forma individualizada.

¿Le fue útil esta información?

arriba¿Por qué una persona necesita un get?

Si una persona estaba casada bajo la ley judía, esa persona técnicamente no puede volverse a casa bajo la ley judía sin un get. Muchos rabinos reformistas están dispuestos a realizar una boda para una persona que previamente haya recibido sólo un divorcio civil de su previo esposo o esposa; sin embargo, es necesario conseguir un get en las comunidades ortodoxas y conservadoras. Los judíos reformistas, reconstruccionistas y sin afiliación pueden aun sentir la necesidad de obtener un get para cumplir con la interpretación más estricta de la ley.

Muchos judíos no religiosos escogen volverse a casar bajo un chuppah (una boda-dosel), firmar un ketubah (contrato matrimonial), y tener una boda judía llevada a cabo por un rabbi o un cantor; y a pesar de ello, no saben que para poder volverse a casas bajo la ley judía, necesitan obtener un divorcio halachic bajo dicha ley. Si usted es un judío no religiosos, sin afiliación, reformista o reconstruccionista que se casó en una ceremonia matrimonial judía, puede que desee obtener un get para así poder volver a contraer matrimonio bajo la ley judía y que dicho matrimonio sea reconocido por todas las corrientes del judaísmo. No obstante, si esto no es importante para usted, puede decidir que no necesita conseguir el get.

Las autoridades ortodoxas opinan que los judíos que estén casados en ceremonias civiles también deben recibir un get para poder volver a casarse bajo la ley judía. Así pues si usted estaba casado por lo civil, tal vez también quiera conseguir un get para cumplir con la interpretación más estricta de la ley.

¿Le fue útil esta información?

arriba¿Qué son los mamzerim?

Puede ser importante obtener un get por el bien de los retoños del segundo matrimonio. Si una mujer judía se vuelve a casar sin haber recibido un get, aun incluso si ha recibido un divorcio por lo civil, los niños de su segundo matrimonio son considerados técnicamente mamzerim (ilegítimos) y no serán aceptados en muchas comunidades judías, ortodoxas y muchas otras. Esto significa que un mamzer no puede participar en una sinagoga o casarse con un judío tanto en una comunidad ortodoxa o en el estado de Israel. Si un hombre se vuelve a casar sin un get, sus hijos no son considerados mamzerim; esto se debe a que en los círculos ortodoxos y en otros círculos tradicionales, se considera que el judaísmo se hereda solo por vía maternal. El movimiento reformista niega este concepto.

El movimiento reformista también niega el concepto del mamzerim, y acepta como judío a cualquier niño o niña cuyo de madre o padre judío; así como considera que se puede casar dentro de la comunidad y participar en los servicios. El movimiento conservador opina que una congregación no debería investigar el pasado de un miembro, lo cual implica que una sinagoga conservadora puede hacer la vista gorda a la hora de aceptar el mamzerim. En los círculos ortodoxos, no se permite a los mamzerim participar en la vida religiosa de la comunidad de manera alguna.

El estatus de mamzer se hereda durante diez generaciones. Por esta razón, incluso los reformistas, los reconstruccionistas y los judíos sin afiliación puede que quieran conseguir un get por el bien de sus hijos, nietos y biznietos, cuya afiliación no se puede prever. A pesar de que los movimientos reformistas y reconstruccionistas aceptan el divorcio civil como medida suficiente para constituir un divorcio judío, muchos judíos liberales aconsejan a las parejas en proceso de divorcio que consigan un get, si es posible, para así cumplir con una interpretación de la ley judía mas estricta. Esto se hace por el bien de la posible descendencia del segundo matrimonio.

¿Le fue útil esta información?

arriba¿Quién puede recibir un get?

Cualquier persona judía que se haya casado con otra persona judía es susceptible de recibir un get. Si usted es un judío/a que se casó por lo civil (por un juez de paz) o por un sacerdote de otra religión (por ejemplo, en una ceremonia unitaria, episcopal, bahai, budista o hindú), usted puede recibir un get si su ex-pareja es judío de nacimiento. Eso se debe a que la halacha acepta un matrimonio como válido una vez que se haya llevado a cabo, incluso si se hizo sin haber sellado un ketubah.

Si usted es una mujer judía cuyo ex-marido no es judío, usted no puede recibir un get y no necesita uno para que sea considerada divorciada.

¿Le fue útil esta información?

arribaA la hora de obtener un get, ¿quién es considerado judío?

La cuestión de quién es considerado judío supone un tema de discusión entre las varias corrientes del judaísmo. Para responder a esta pregunta habría que presentar un estudio que va más a allá de la intención introductoria de estas páginas.
Sin embargo, es conveniente destacar que el movimiento reformista considera judía a cualquier persona con uno de sus progenitores judío; de este modo, una persona con padre judío, es considerada judía. El movimiento judío también acepta como judío a cualquier converso, sin importar de qué tipo de rabino lo convirtiera.

Por supuesto, la opinión de los rabinos ortodoxos es mucho más cercana a la halacha , y mantiene que sólo una persona de madre judía es considerada también judía. A los ojos ortodoxos, un judío patrilineal (“una persona cuyo padre es el único en el judaísmo”), no es un judío. Los rabinos ortodoxos tampoco aceptan como judío a alguien que haya sido convertido al judaísmo por un rabino reformista o conservador.

Así pues, la cuestión sobre quién es considerado judío a la hora de conseguir un get, es algo complicada. Si usted es una mujer judía reformista casada con un judío patrilineal, puede que un rabino ortodoxo no considere a su marido como halachic; así pues, puede que usted no necesite un get para ser considerada divorciada. Si usted no está segura de si necesita un get para ser considerada divorciada según la interpretación estricta de la ley judía, consulte con su rabino.

¿Le fue útil esta información?

arriba¿Existe alguna medida proactiva que pueda tomar una mujer para evitar convertirse en una agunah en el caso de que su matrimonio se disuelva?

Una de las mejores formas de prevenir la posibilidad de convertirse en una agunah es, bien firmar un acuerdo prenupcial o, bien escribir una declaración en su ketbuah que indique que, en el caso de divorcio, el marido se mostrará de acuerdo a proporcionar un get y que la mujer lo aceptará. Los rabinos ortodoxos declaran que escribir dicha cláusula (llamada la Cláusula Lieberman, en honor al rabino reformista que la introdujo por primera vez) en el ketubah es non-halachic (inválida bajo la ley judía). No obstante, los rabinos conservadores aprueban esta medida. Muchos rabinos, incluidos los rabinos ortodoxos, apoyan la firma de un acuerdo prenupcial. Esto puede ser un acuerdo totalmente separado de un acuerdo prenupcial de carácter secular (no religioso), y puede ser considerado única y exclusivamente responsabilidad de ambas partes de dar y aceptar el get si fuera necesario.

Son pocas las personas que quieren pensar acerca del divorcio cuando están a punto de casarse ya que nadie cree que este tipo de situaciones le pueden suceder a uno. Sin embargo, el problema del agunah es muy serio, y es sabio protegerse de situaciones parecidas. Las parejas judías ya firman un ketubah, que detallan sus obligaciones para con el otro, por lo que firmar un acuerdo prenupcial es sólo un paso más.

Muchos rabinos, incluyendo los rabinos ortodoxos, sugieren que las parejas que ya están casadas firmen un acuerdo postnucial que establezca que, en el caso de divorcio, el marido se muestre de acuerdo en darle un get a la esposa y que ésta lo acepte. Esto también puede parecer un extraño paso que dar para una pareja casada, pero es sólo una medida para salvaguardar los derechos de ambas partes en el caso de que el matrimonio llegue a su fin.

Los judíos de todas las diferentes tradiciones deberían educar a sus hijos sobre el problema del agunot , la necesidad de respeto en el matrimonio, las cualidades que definen una relación sana y los distintos tipos de comportamientos que son considerados abuso. Esta educación puede ayudar a prevenir los problemas de agunot y abuso doméstico en la próxima generación.

¿Le fue útil esta información?

 

back to top