In English
Línea Nacional para la Violencia Doméstica: 1-800-799-7233 o (TTY) 1-800-787-3224

Conozca la Ley:

ACTUALIZADA 28 de marzo, 2016

Seguridad con un Abusador

Imprimir esta página

Nadie merece ser abusado/a.  Nuestra esperanza es que si usted está siendo abusado/a, usted pueda encontrar la manera de salir a salvo de la relación de abuso.  Sin embargo, la realidad es que por diversas razones, algunas víctimas no pueden dejar esa relación de abuso una vez que ésta comienza.  Si usted se encuentra en una relación de abuso físico, por favor considere los siguientes consejos para ayudarle a tratar de mantenerse a salvo, así como a sus hijos/as, hasta que tenga la posibilidad de salir.

Seguir estas sugerencias, que por lo regular se les conoce como plan de seguridad, no puede garantizar su seguridad, pero puede ayudarle a estar más seguro/a.  Sin embargo, es importante que usted cree un plan de seguridad que sea adecuado para usted.  No todas estas sugerencias funcionarán para todas las personas, y algunas le pueden incluso poner en mayor riesgo.  Usted debe hacer lo que crea más conveniente para mantenerse, tanto a usted como a sus hijos/as, a salvo, hasta que llegue el momento en que pueda salir la relación.

arribaDurante la violencia

  • El/la abusador/a puede tener patrones de violencia.  Trate de estar al pendiente de cualquier señal que muestre que él/ella está a punto de ponerse violento/a para que usted pueda evaluar que tan peligrosa es la situación para usted y para sus hijos/as.
  • Si parece que puede haber violencia, trate de alejarse de la situación, así como a sus hijos/as, antes que empiece la violencia.
  • Esté al pendiente de cualquier objeto que el/la abusador/a pudiera utilizar como arma.  De ser posible, trate de mantener alejado cualquier objeto puntiagudo o pesado, que pudiera lastimarle, como martillos o pica hielos.
  • Tenga presente en dónde se encuentran las pistolas, los cuchillos y otras armas. Si puede, guárdelas bajo llave o haga lo posible para que no sean de fácil acceso.
  • Busque cuáles son los "lugares más seguros" dentro de su casa, los lugares en donde no hayan armas de fácil acceso.  Si parece que el/la abusador/a está apunto de lastimarle, trate de ir a un lugar más seguro.  Manténgase alejado/a de la cocina, la cochera, el taller o cualquier espacio donde hayan objetos que puedan utilizarse como armas.  Trate de evitar cuartos con el piso de losas o madera, de ser posible.
  • Si el/la abusador/a comienza a lastimarle, no corra hacía donde se encuentren sus hijos/as, ya que también puede lastimarlos/as a ellos/as.
  • Si no hay manera de escapar de la violencia en ese preciso momento, conviértase en un blanco pequeño.  Arrincónese en una esquina y colóquese en forma de bolita.  Proteja su cara y coloque sus brazos al rededor de la cabeza, uno a cada lado y entrelazando sus dedos.
  • Trate de no utilizar bufandas o joyería larga.  El/la abusador/a podría utilizar estos objetos para estrangularla.

¿Le fue útil esta información?

arribaLo que debe decirle a sus hijos

  • Cree un plan con sus hijos/as para el momento en que ocurra violencia.  Pídales no involucrarse si el/la abusador/a le está lastimando, ya que ellos/as también pueden salir lastimados/as.  Elija una palabra clave para que ellos/as sepan cuándo salir de la casa e ir a buscar ayuda.  Si el/la abusador/a no los deja salir de la casa a salvo, decidan un lugar dentro de la casa, que pudiera ser seguro y a donde ellos/as puedan ir y pedir ayuda, tal como un cuarto con llave y un teléfono.  Asegúrese de que ellos/as sepan que su prioridad es estar a salvo, y no protegerle a usted físicamente.
  • Practique diferentes formas de salir de la casa a salvo.  Practique con sus hijos/as también.
  • Planee lo que haría si sus hijos/as le dijeran a su pareja lo que está planeando o si su pareja lo averiguara de otra forma.
  • Platique con sus hijos/as y hágales saber que la violencia nunca es buena, aún cuando sea por parte de alguien a quien ellos aman.  Y que la violencia no es ni culpa de ellos/as ni culpa de usted.  Hágales saber que cuando alguien es violento, lo importante es mantenerse a salvo.

¿Le fue útil esta información?

arribaFormas de obtener ayuda

  • Si necesita ayuda en un lugar público, grite: "¡fuego!".  La gente responde con más rapidez a un grito de "fuego" que a cualquier otro tipo de grito de auxilio.
  • De ser posible, siempre tenga un teléfono en lugar que usted sepa que puede llegar a él. Apréndase los números a los cuales llamar en caso de necesitar ayuda, como el 911 o la Línea Nacional para la Violencia Doméstica: 1-800-799-SAFE (7233).  Tenga presente en dónde se encuentra el teléfono público más cercano, en caso de que tenga que salir de prisa de su casa y no se haya llevado su celular.  Apréndase el número telefónico del albergue para mujeres maltratadas en su localidad.
  • Hágales saber a amigos/as y vecinos/as de su confianza, lo que está sucediendo en su hogar.  Cree un plan con ellos/as para que sepan cuando necesite ayuda y para que sepan qué hacer, cómo llamar a la policía o tocar a su puerta.  Invente una señal junto con sus vecinos/as, como encender y apagar las luces o colgar algo en la ventana, para que sepan que usted necesita ayuda.
  • Habitúese a meter el coche en reversa, por si necesita salir rápidamente, y a tener el tanque de gasolina lleno.  Tenga las llaves del coche siempre en el mismo lugar para que las pueda tomar con facilidad.  Si usted necesita huir solo/a (en caso de que no tenga hijos/as), es aconsejable que deje el seguro de la puerta de el/la conductor/a abierto y los demás cerrados para que pueda estar preparado/a para un escape más rápido.
  • Lleve con usted o mantenga en su carro, una copia de sus documentos importantes y los de sus hijos/as, como actas de nacimiento, identificación, pasaportes, documentos migratorios y tarjetas de seguro social, en caso de que tenga que salir de prisa.
  • De ser posible, llame a la línea para la violencia doméstica de vez en cuando para plantear las opciones y platicar con alguien quien le entienda, aun cuando no se sienta listo/a para irse.  Un número al que puede llamar es al de la Línea Nacional para la Violencia Doméstica: 1-800-799-SAFE.  En nuestra página de Programas Estatales y Locales podrá encontrar una lista de organizaciones y albergues para la violencia doméstica.
  • Piense en diferentes pretextos para salir de su casa en diferentes horas del día y de la noche, y que el/la abusador/a las crea, en caso de que sienta que la violencia está a punto de estallar y necesite una excusa para salir.

¿Le fue útil esta información?

back to top