In English
Línea Nacional para la Violencia Doméstica: 1-800-799-7233 o (TTY) 1-800-787-3224

Prepárese para el Juicio

ACTUALIZADA 8 de marzo, 2016

Esta página ofrece consejos sobre cómo prepararse para su audiencia para una orden de protección final en un tribunal civil.  A pesar de que está orientado a los casos de órdenes de protección, los principios generales pueden ser útiles para litigantes pro se en otros tipos de casos, así como los casos de custodia.  En general, lo mejor es tener un/a abogado/a que sea experto/a en asuntos de violencia doméstica que lo represente en la audiencia.  Sin embargo, si usted tiene que representarse a sí mismo/a en la audiencia de su orden de protección, aquí le proporcionamos algunos consejos que pueden ser útiles.

¿Qué debo hacer para preparar mi caso antes de la audiencia?
Custodia también va a ser decidido en la audiencia. ¿Cómo puedo demostrar que yo debería obtener la custodia?
¿Qué debo hacer el día de la audiencia?
¿Cuál es el orden de eventos en la corte?

¿Qué debo hacer para preparar mi caso antes de la audiencia?

1.  Contacte a los/las testigos que han presenciado el abuso o sus lesiones.
Cualquiera puede ser testigo – un/a amigo/a, pariente, niños/as, enfermero/a de la sala de emergencia, un/a médico/a, un/a extraño/a que vio el abuso o escuchó cuando el abuso ocurrió, un/a oficial de la ley, etc.

Puede que algunos/as testigos no acudan a la corte a menos que reciban una citación judicial ("subpoena") que les ordena a comparecer y testificar.  El/la secretario/a ("clerk") de la corte debe tener los formularios que se tienen que llenar y la citación tiene que ser firmada por el/la juez/a.  Puede ser que haya reglas específicas en su estado sobre cómo tiene que entregar la citación a el/la testigo y cuántos días de notificación se le tienen que dar antes de la audiencia.  Asegúrese de preguntarle a el/la oficial de la corte sobre el proceso de citación de testigos.  En algunos estados, la comisaría del sheriff puede entregar la citación; en otros estados, tendrá que conseguir una persona mayor de 18 años o un profesional para hacerlo.  Puede preguntar a el/la oficial de la corte sobre cómo entregar la citación.

Si las personas a que usted entregó la citación no se presentan en la corte el día de la audiencia, dígale a el/la jueza.  El/la juez/a puede castigarles por no haberse presentado y usted puede pedirle a el/la juez/a que le aplace la audiencia hasta que esas personas se presenten.

2.  Obtenga documentos y evidencia del abuso.
Cada estado tiene sus propias leyes sobre qué evidencia puede usar en la corte.  Puede ser que necesite copias certificadas de los documentos o que solamente pueda incluir información de ciertas partes del documento.  Si usted está tratando de obtener reportes de la policía, hospitales, médicos, etc., puede ser que tenga que pedirle a el/la juez/a que firme una citación ("subpoena") para esos documentos.  Su estado puede requerir que se mande los documentos directamente a el/la juez/a en vez de que se los manden a usted.  Debido a las "reglas de evidencia" complejas, como son llamadas, puede ser difícil para usted entender todo esto por sí mismo/a -- así que sería una buena idea consultarlo con un/a abogado/a.  

En la mayoría de los estado, evidencia puede incluir:

  • El testimonio en la corte (de usted o sus testigos);
  • Reportes médicos de sus heridas debido al abuso;
  • Reportes policiales;
  • Fotos de sus lesiones (es mejor si las fechas están incluidas);
  • Objetos de la casa que el/la abusador/a haya roto o dañado;
  • Fotos de su casa en desorden después de un episodio de violencia doméstica;
  • Fotos de armas que el/la abusador/a haya utilizado para cometer el abuso;
  • Grabaciones de llamadas que usted haya hecho al 911, lo que pueden ser citados;
  • Copias certificadas de los antecedentes criminales relevantes de el/la abusador/a (usted puede ser capaz de obtener estos a través de el/la secretario/a de la corte penal);
  • Un diario o calendario en que documentaba el abuso en el momento en que ocurrió; y
  • Cualquier otra cosa que ayude a convencer a el/la juez/a lo que sea permitido según las reglas de evidencia de su estado.

La evidencia más que tenga, mejor.  Sin embargo, aunque no tenga ningún documento o testigo, su testimonio es evidencia.  No se desanime con seguir con su caso si la "única" evidencia que tiene es su testimonio. 

3.  Practique su historia.
A pesar de que usted vivió el abuso, es posible que nunca tuvó la oportunidad para sentarse y hablar sobre todos los incidentes de violencia de una manera organizada y clara.  Puede que sea buena idea practicar en frente de otra persona o en frente del espejo, para que esté menos nerviosa cuando cuente su historia a el/la juez/a en la corte.  Además, cuando empiece a contar su historia de violencia, muchas veces recordará nuevos detalles que pueden ser importante para su caso.

Cuente su historia con sus propias palabras y trate de hablar claramente.  Trate de concentrarse en los detalles relevantes de los incidentes de violencia, amenazas, o cualquier comportamiento de acoso que usted describió en su petición.  Por ejemplo, si describe una incidente en que se le golpeó, dígale a el/la juez/a cómo fue golpeada, en que partes de su cuerpo recibió los golpes, cuantas veces sucedió, qué tipo de dolor o lesión recibió, si él/ella usó un arma u objeto, etc.  Si describe amenazas, no parafrasee la amenaza por decir, "Me amenazó con matarme."  Trate de recordar exactamente lo que le dijo y dé detalles, como, "Me amenazó con degollarme y tirarme al río."  En otras palabras, sea específica.

Es posible que desee anotar la historia de la violencia por parte de el/la agresor/a.  Dependiendo de las reglas de evidencia en su estado, es posible que pueda llevar sus notas al estrado cuando está testificando para refrescar su memoria (pero probablemente usted no puede ser permitido a leer sus notas en voz alta).  Antes de testificar, usted puede preguntarle a el/la juez/a si se puede usar notas en caso de tener que recordar una fecha, etc.  Sin embargo, esté preparada para testificar sin sus notas si el/la juez/a dice, "No."

Si usted tiene hijos/as, puede que usted quiera hablar con algún activista en una organización de violencia doméstica o con un/a abogado/a en su estado acerca de cómo presentar cualquier evidencia de abuso hacia sus hijos/as.  Usted quiere estar segura de no presentar esta información de una manera que puede implicarle a usted de alguna manera (es decir, no quiere ser acusado/a ​​de no proteger a sus hijos del abuso, por ejemplo) y por eso, pedir un/a abogado/a para obtener un asesoramiento sobre este tema suele ser mejor.

Custodia también va a ser decidido en la audiencia. ¿Cómo puedo demostrar que yo debería obtener la custodia?

En cada estado, hay ciertos factores que un/a juez/a debe tener en cuenta al decidir la custodia con el fin de determinar qué tipo de régimen de custodia es en el mejor interés del niño/a.  Para saber cuáles son las "mejores factores de interés" en su estado, usted puede ir a la página de Custodia de WomensLaw.org, escriba su estado en el menú desplegable y busque la pregunta “Cómo tomará el juez una decisión sobre la custodia?”  Es posible que desee preparar tantas pruebas como sea posible (es decir, su propio testimonio, el testimonio de testigos, pruebas documentales, etc.) que abordan los factores que el/la juez/a en su estado considera.

Además, en muchos estados, el/la juez/a puede nombrar a un/a evaluador/a de custodia para entrevistar a las partes.  El Consejo de Liderazgo ("The Leadership Council") tiene una guía útil (aunque está en inglés) que puede ayudarle a entender las mejores maneras de presentarse su historia a un/a evaluador/a de custodia.

¿Qué debo hacer el día de la audiencia?

  • Sea puntual y llegue a la hora indicada.
  • Asegúrese que sus testigos estén presentes y listos.
  • Tenga su evidencia preparada.
  • Si usted hizo unas citaciones ("subpoenas") para testigos o documentos y no están en la corte, indíquele a el/la juez/a que los documentos y los testigos que usted citó no están presentes.
  • Vístase adecuadamente (como si tuviera una entrevista de trabajo).
  • Cuando hable, hágalo dirigiéndose a el/la juez/a; él/ella debe comprender si se pone nerviosa/o.  No hable o discuta con el/la abusador/a durante la audiencia.  Aunque puede ser difícil escuchar a el/la abusador/a decir cosas que no son ciertas, usted debe tener la oportunidad de decirle su historia directamente a el/la juez/a.
  • Cuando se dirija a el/la juez/a, hágalo siempre diciendo “Su Señoría” ("Your Honor" en inglés).
  • Esté preparada para pasar todo el día en la corte. (Puede que haya audiencias programadas antes de la suya).  Si tiene hijos/as, busque a alguien que pueda atender a sus hijos/as mientras usted está en la corte.
  • Si el/la abusador/a se presenta en la corte con un/a abogado/a y usted no tiene un/a abogado/a, pídale a el/la juez/a que se posponga la audiencia para que usted pueda encontrar un/a abogado/a.
  • Mientras está esperando que su caso sea llamado a la corte, usted tiene el derecho de cambiarse de asiento si el/la abusador/a se sienta a su lado y de recibir ayuda del personal de la corte para mantener a el/la abusador/a lejos de usted.  Dígale al alguacil, policía o guardia de seguridad si teme por su seguridad.
  • Póngase de pie cuando el/la juez/a ingrese al juzgado y siéntese cuando él/ella o el/la oficial le indique que lo haga.
  • Trate de mantener la calma, pero está bien si usted muestra emoción.
  • Respire profundamente si siente que está poniendo tensa/o.  Nunca pierda los estribos en el juzgado.
  • Siempre diga la verdad.
  • Si no entiende alguna pregunta, dígalo.
  • Si no sabe la respuesta a una pregunta, dígalo.  Nunca invente respuestas.
  • Recuerde que usted sabe su historia mejor que nadie - usted es la experta.  No permita que el/la abusador/a, el/la juez/a o el/la abogado/a la despisten.

¿Cuál es el orden de eventos en la corte?

Es posible que existan variaciones en su estado y/o su corte pero por lo general, este es el orden de eventos:

  1. El/la alguacil le juramentar al pedirle que diga su nombre y que jure o afirme decir la verdad.
  2. Ya que usted es el/la demandante, usted dirá primero su versión de los hechos y entregará cualquier evidencia que tenga.
  3. Tanto el/la juez/a como el/la abogado/a de el/la abusador/a (o, posiblemente, el/la abusador/a mismo/a si no tiene un/a abogado/a) pueden hacerle preguntas como parte del contra-interrogatorio, lo que tiene que contestar con veracidad.  Las preguntas del contra-interrogatorio usualmente son “sugestivas”, que quiere decir que se hacen de forma que solo permiten una respuesta de “sí” o “no”.  Usted puede tener derecho a oponerse a ciertas preguntas de el/la abusador/a o su abogado/a si violan las reglas de evidencia, o si son irrelevantes pero esto puede ser muy difícil para un litigante pro se que hacer, porque es probable que usted no conoce las reglas de evidencia y qué tipo de preguntas se les permite y qué tipo de preguntas no están permitidos.
  4. Sus testigos subirán al estrado una vez que usted haya terminado.  Usted puede hacerles preguntas, y luego tanto el/la juez/a como el/la abusador/a o su abogado/a si lo/la tiene uno/a les harán preguntas también.  De nuevo, usted puede tener derecho a oponerse a ciertas preguntas que se formulan a sus testigos si violan las reglas de evidencia, o si son irrelevantes pero esto puede ser muy difícil para un litigante pro se que  hacer porque es probable que usted no conoce las reglas de evidencia y qué tipo de preguntas se les permite y qué tipo de preguntas no están permitidos.
  5. El/la demandado/a testificará y dirá su versión de los hechos.  Puede que esta sea muy diferente a la suya.  El mismo principio se aplica que se explica en el #3 y #4, arriba, sobre su derecho a presentar objeciones durante el testimonio de el/la abusador/a si sea oportuno según la ley.
  6. Después de que testifica el demandado, el/la juez/a y usted le harán preguntas a el/la demandado/a (llamado repregunta o "cross-examination" en inglés).  Las preguntas del contra-interrogatorio pueden ser “sugestivas”.  Eso quiere decir que se hacen en una forma en que solo le permiten a el/la abusador/a contestar con un “si” o un “no”.  El formato de las preguntas es similar a “¿Verdad que XYZ es cierto?” o “¿Usted no dijo/hizo XYZ?” 
  7. El/la juez/a decidirá después de analizar las evidencias y los testimonios.  El/la juez/a puede hacer la decisión en este momento o puede tomar un intermedio para tomar la decisión.  El intermedio puede ser solamente por algunas horas o puede durar días o hasta semanas.
  8. Si el/la juez/a le otorga la orden de protección final, puede que el/la juez/a firme su orden ese mismo día en la audiencia.  Si es así, asegúrese de revisar su orden, de obtener una copia y de preguntarle a el/la juez/a si es que tiene alguna duda.  Si el/la juez/a no planea en dar la decisión final ese día, asegúrese de pedirle a el/la juez/a que extienda su orden de protección temporal si tiene una.

 

back to top